Cómo Restaurar una Mesa de Madera

Restaurar una mesa de madera es una tarea tan gratificante cómo compleja. No hay nada más maravilloso para un restaurador que experimentar de primera mano la transformación de una mesa corroída por el paso del tiempo; sin embargo, las infinitas posibilidades de reparación que tiene cada mesa según el gusto y estilo del cliente hace que sea difícil encontrar la estructura adecuada.

Por fortuna, Marga Ferrer-Dalmau lleva más de 20 años comunicándose y conectando a diario con clientes de todas partes del mundo para sus servicios de restauración de muebles de madera; lo que le ha permitido desarrollar una capacidad empática sumamente útil a la hora de identificar exactamente cómo un cliente quiere su mesa de madera. Así pues, explicamos cómo restaurar una mesa de madera de forma detallada y sencilla.

 

En ocasiones, Marga incluso visita el salón del cliente para absorberse de la atmósfera que se respira, valorar las combinaciones cromáticas de los diferentes muebles, y tener una mejor comprensión de cómo la mesa que está restaurando encaja con el resto de piezas. Muchas veces el estilo de una mesa de madera depende en gran medida del resto de muebles que le acompañan en la habitación.

La primera decisión que se debe tomar al restaurar una mesa de madera es el tipo de barnizado: de acabado, de goma de laca, a la cera, o barniz mate. Tres tipos de barniz muy diferentes que modularán el tono de la mesa de distinta forma: el de goma de laca deja la mesa con extrema brillantez, dándole prácticamente la luminosidad de un espejo; el acabado a la cera es muy rústico y suave, con un tono más conservador que la goma de laca y más apropiado para muebles antiguos; y el acabado barniz mate es uno de los más populares en la actualidad por su capacidad de rejuvenecer el diseño de la mesa.

 

Antes de aplicar el barnizado nuevo, es conveniente retirar el antiguo para evitar que se mezclen los diferentes tonos y la combinación afecte a la madera. Marga Ferrer-Dalmau prefiere lijar para retirar el barniz en vez de decapar, ya que el decapante es un material tóxico, que huele mal y es muy agresivo para la madera.

Es cierto que lijar lleva más tiempo, pero en el Taller de Marga Ferrer-Dalmau se prioriza cada mueble con todo el amor y la dedicación posible; por lo que, si se tiene que estar más tiempo para retirar el barniz de forma, Marga lo hace encantada. No obstante, la decisión de lijar o decapar siempre se toma en consonancia con el cliente, al que se le explica los pros y contras de cada método para tomar decisiones de forma conjunta y personalizar al máximo el proceso de restauración de cada mesa de madera.

 

Cómo vemos en el siguiente video, Marga utiliza en muchas ocasiones una hoja de afeitar para manualmente ir sacando todo el barniz; es una metodología que quizás requiere más tiempo y paciencia, pero que compensa al dejar un resultado final de mucha mayor calidad. Es un proceso similar al que se utiliza al restaurar otros muebles con superficies de madera lisa cómo los baúles o los tableros.

En el caso de que quieras restaurar un escritorio de madera, una técnica bastante eficaz es pintarlo de color mate suave y, una vez se seque la pintura, barnizar en dirección a la veta. Tras dejarlo reposar durante unas horas, puedes pasar a lijar las zonas más desgastadas y aplicar un sellador. De este modo cubrirás las manchas y las partes estropeadas del escritorio de madera.

En el caso de que tenga tela y esté muy sucia, recomendamos que la lleves a una tapicería para dejarla cómo nueva; luego puedes utilizar una grapadora para tapizarla manualmente de nuevo (y así te ahorras comprar una nueva). Además, también puedes pasarle una capa de pintura a la propia tela para cambiar el tono del escritorio de madera. Los herrajes de bronce de un escritorio de madera se pueden limpiar con agua y jabón; pero por el otro lado, los herrajes de metal son algo más delicados y conviene humedecer tu cepillo con aceite y vinagre para asegurarse de que todas las manchas se vayan por completo.

Una de las cosas que más suele preocupar es que tu mesa de comedor tenga carcoma ya que es la que más se utiliza en el hogar y suele servir para tener comidas en familia o acoger invitados. Para asegurarte de si tiene o no carcoma, introduce una aguja en los orificios que veas; en el caso de que se hunda, no es carcoma; en cambio, si el agujero tiene poca profundidad significa que la carcoma ha excavado la madera en paralelo a la superficie.

El primer paso es remover por completo el polvo de la mesa de comedor para que el proceso de desinfección sea más eficiente. Una vez la superficie esté impoluta, puedes elegir entre dos métodos: poner la mesa de madera en una cámara de frío para acabar con la carcoma o ir agujero por agujero. En el caso de que la mesa de madera tenga carcoma, en el Taller de Marga Ferrer-Dalmau de nuevo preferimos el trabajo más manual para asegurarnos de que eliminamos toda la carcoma posible. 

 

Por lo tanto, Marga hace uso de un producto natural y artesanal de una de las droguerías más antiguas de La Bisbal de Emporà para deshacerse de la carcoma agujero por agujero. Es recomendable hacerle varias pasadas y envolver la mesa con papel de plástico para garantizar el acabado de la carcoma. En el caso de que quieras conocer más técnicas sobre cómo renovar una mesa de madera, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para ofrecerte asesoramiento personalizado.

Uno de los muebles que la gente quiere restaurar con más frecuencia son las mesas auxiliares, ya que se suelen vender con un estilo un tanto soso y anodino. Pese a no ser la mesa más importante del hogar, sigue siendo una pieza fundamental para el contraste tonal de tu habitación y es habitual querer decorarla manualmente. Una técnica muy recomendable es el decoupage, que consiste en recortar y pegar diferentes materiales e integrarlos en la superficie de la mesa auxiliar.

Es algo muy sencillo de llevar a cabo y que se puede hacer con pocas herramientas desde casa. Basta con que tengas un poco de pintura, papel pintado, brochas, cola blanca y tijeras para poder empezar. Simplemente tienes que limpiar la mesa auxiliar, pintarla de pintura acrílica blanca, dejar secar y finalmente pegar con cola el papel nuevo que has recortado. Puedes probar cualquier tipo de diseño en la mesa de madera, y si no te gusta siempre estás a tiempo de cambiarlo ya que el papel pegado es muy fácil de retirar.

A continuación mostramos una serie de imágenes que muestran la evolución de dos mesas diferentes durante el proceso de restauración. En ambos casos, el cliente quería impregnar a la mesa de un estilo más antiguo, pulido y blanco, ya que el tono original de la madera no conjuntaba bien con el resto de muebles en su salón. 

restauración de mesa de madera

Antes

restauración de mesa de madera

Después

WhatsApp Image 2019-06-09 at 09.41.49.jp

Antes

restauración de mesa de madera

Durante el proceso...

restauración de mesa de madera

Pieza Restaurada en el Salón

WhatsApp Image 2019-06-09 at 09.42.46.jp

Después